3 Motivos para cambiar tus viejas mantas por un relleno nórdico

Los edredones nórdicos tienen un gran éxito entre la gente más joven, pero incluso personas mayores más clásicas han acabado rindiéndose al calor y a la sencillez de estos rellenos. Tanto utilizándolos con fundas, la manera más cómoda de todas, como usando el edredón como si fuera una manta para que la cama tenga un estilo más clásico.

Estos son los tres motivos más populares para dejar atrás las mantas y sustituirlas por nórdicos:

1) Más calor, con menos peso. Los rellenos nórdicos ofrecen más calor que una manta tradicional con mucho menos peso. Independientemente de si tienen relleno de plumón o acrílico, los edredones de este tipo son bastante ligeros en relación a la cantidad de calor que producen.

Para elegir el edredón adecuado hay que fijarse en el gramaje, es decir, la cantidad de relleno que tiene por cada metro cuadrado de edredón. Pero también en la indicación que ofrezca el comerciante, ya que un relleno acrílico y uno de plumón del mismo gramaje no ofrecen la misma cantidad de calor. Por eso no solamente debemos de considerar el gramaje si no también del clima del lugar donde pondremos el edredon. Dependiendo de la temperatura del sitio necesitaremos más o menos calor.

Existen edredones dobles, que se unen en los meses más fríos para conseguir un mayor calor y que se pueden separar para usarse en otoño o al principio de la primavera resultando más ligeros y claramente abriga menos para estos días.

2) Hacer la cama es mucho más fácil. Nos encanta levantarnos con el tiempo justo y hacer la cama a la manera tradicional, especialmente en invierno, requiere de unos minutos que pueden ser vitales y marcar la diferencia, por eso con los edredones solamente con estirarlos bien ya tenemos la cama armada y podemos aprovechar el tiempo en otras cosas de la mañana.

Hacer la cama con una funda nórdica es muy fácil ya que no necesitas siquiera una sábana. Solo hay que extender la sábana bajera y someterla bien por los cuatro costados. A continuación se extiende la funda nórdica con el relleno y se coloca la almohada. En menos de treinta segundos, la cama estará impecable.

Por eso es perfecta para niños, adolescentes a los que no les gusta demasiado hacer la cama y también para adultos que odian madrugar. Sobre todo si adoran el calorcito durante la noche.

3) La alergia ya no es un problema. Si rechazabas la idea de utilizar un nórdico porque las plumas te causaban problemas de alergia y los acrílicos te parecía que no eran de suficiente calidad, ya puedes olvidarte de esa excusa.

Los edredones acrílicos actuales son de muy buena calidad, hasta el punto de que en muchos casos resultan más cálidos y agradables que los de plumón. Como además no causan alergia pueden ser utilizados con seguridad por todo el mundo.

Share
Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>