Vinilos vintage para tu casa

Hay ciertos detalles que dan encanto especial a una casa. Algunos pueden ser realmente caros, como antigüedades u objetos de colección, peo si estás comenzando a amueblar tu casa y tu presupuesto es bajo puedes suplir con imaginación la falta de presupuesto.

Una de las maneras más desenfadadas y más efectivas de hacerlo es recurriendo a los vinilos decorativos, que pueden tener un marcado estilo vintage. ¿Te gustan los teléfonos retro pero no puedes permitirte comprar un teléfono antiguo o simplemente no te resultaría útil?

Pues en lugar de comprar un teléfono hazte con adhesivos personalizados que representen dicho teléfono y quizás, también una repisa dónde colocarlo. Si lo pones en una columna o un rincón de la habitación conseguirás un bonito efecto decorativo y además, al ser un vinilo, no estarás ocupando realmente espacio.

Los vinilos permiten decorar la habitación de una manera muy diferente invirtiendo muy poco, un ejemplo lo tenemos en las pinturas de las paredes. Si te gustan las paredes con cenefas, al más puro estilo vintage, pintarlas puede salirte muy caro, pero conseguir un vinilo personalizado y pegarlo es barato y rápido.

Otra idea fantástica para decorar un pasillo, la cocina o un rincón del salón son los textos. Elige un tipo de letra antigua y elegante y una frase que te represente, ya sea dicha por alguien famoso o incluso una propia. El resultado te va a encantar.

Los molinillos de café antiguos, los hervidores de agua clásicos o incluso las ollas rústicas son preciosos motivos para decorar una pared de la cocina o incluso las puertas de las alacenas, dándoles así un aire diferente al salpicarlas con vinilos.

Una cocina lisa, en un tono sin demasiada personalidad, ganará en carácter y se verá mucho más juvenil gracias a los vinilos sin necesidad de cambiarla totalmente. No hay necesidad de colocar uno en cada puerta, sino que se pueden colocar de forma casual para evitar recargar la decoración.

Un punto muy importante a favor de los vinilos es el hecho de que se pueden quitar muy fácilmente. No dejan marca de pegamento, al menos si son de calidad, y de esta forma cuando nos cansamos de uno en concreto no tenemos más que retirarlo.

Lo único que puede ocurrir es que si lleva mucho tiempo en el mismo sitio quede la sombra debido a que en esa zona no ha dado el sol, pero siempre se puede arreglar con otro vinilo diferente.

Share
Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>