Imanes personalizados, un buen regalo para tu negocio

Los regalos publicitarios suponen un quebradero de cabeza para algunas pequeñas empresas que se ven en la obligación de ofrecerlos a sus clientes para no quedar mal, pero que no pueden permitirse una gran inversión. Los calendarios son muy socorridos en Navidad, pero cuando la competencia está ofreciendo pequeños obsequios todo el año no se puede uno dormir en los laureles y limitarse a una sola época del año.

Los imanes personalizados de Seripafer son una excelente solución para este problema. Se trata de un regalo barato, realmente económico y que suele gustar bastante a todo el mundo, especialmente si se ofrecen varios modelos diferentes. Los imanes pueden limitarse a la imagen de la marca, pero serán mucho mejor aceptados si tienen alguna utilidad extra.

Por ejemplo, si tu negocio es de bebidas o de alimentación en general, un abridor para bebidas es un regalo muy práctico ya que se trata de la típica cosa que jamás aparece cuando se busca y tenerla en la nevera garantiza que siempre está a mano.

Los niños, destinatarios de estos imanes

Los más pequeños de la casa suelen ser destinatarios de estos imanes de regalos. Cuando en ellos aparecen sus personajes favoritos de dibujos animados no pueden resistirse a coleccionarlos y les encantará verlos en su nevera.

El problema con estos personajes es que hay que pagar una licencia muy cara para poder utilizarlos. Por eso, algunas empresas optan por crear sus propios personajes que normalmente, acaban gustando también a los niños, cumplen con su función publicitaria y no salen tan caros.

Estos personajes pueden incluso utilizarse como mascotas de la marca para vender sus productos orientados al público más infantil. Una vez hecho el diseño se puede aprovechar para diferentes promociones, una política que suele tener bastante éxito si se sabe elegir una mascota adecuada.

Lo de siempre, a veces funciona

En ocasiones las empresas se complican mucho la vida con los regalos promocionales cuando resulta que los clásicos de toda la vida continúan funcionando de una manera muy eficiente y consiguiendo mucho mejor resultado que otros productos más caros que, al final, no tienen la misma acogida.

Incluso las empresas dedicadas a los sectores más punteros pueden regalar estos imanes sumándose así a la moda de lo retro. Un ejemplo podría ser una tienda de ordenadores que vendiera imanes con la imagen de los primeros ordenadores personales que se vendieron para el público en general, como el mítico Spectrum, el MSX o en Amstrad con el que tanto han jugado los que hoy ya tienen una cierta edad.

La sencillez de estos imanes sigue seduciendo a los niños y a los mayores y continúan siendo una estupenda opción cuando se quiere realizar una campaña de regalos sin tener que gastar demasiado dinero. Los imanes, por su bajo precio, pueden ser un regalo para todos los clientes que pasan por la puerta sin tener que seleccionar previamente a quién se le va a dar y pueden tener tu teléfono y dirección de una forma accesible.

Share
Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>